Mamá es la Leche

Si ya el embarazo y el parto era lo más importante del mundo, llegó la lactancia y nos devoró. Esta claro que el nombre de nuestra marca surge por algo, y ese algo viene de una palabra mágica que lo define: lactancia.

En cada una de nosotras la lactancia ha significado cosas distintas, pero tenemos un nexo en común la lactancia ha sido un regalo, en el que es difícil saber quien da y quien recibe. El regalo más maravilloso que nos ha aportado nuestra maternidad. Tenemos claro que estamos en una sociedad de la información y que aún así no necesitábamos leer ni saber todos los beneficios de la lactancia para madre e hijo que absolutamente compartimos, para decidirnos por dar el pecho a nuestros hijos la lactancia para nosotros va mucho más allá de eso.

La lactancia es un placer, que nos hace sentirnos plenas como mujeres y como madres, Dar el pecho nos acerca a nuestros hijos de una forma única y mágica. Porque dar de mamar es AMAR.

 

GESTAR


En teoría, la gestación es del feto y el embarazo es de la mujer, pero para Mamá es la leche como para muchos de vosotros son sinónimos en simbiosis.

La gestación consciencia comienza con el mágico deseo de tener hijos, y desde entonces como mujeres comenzamos a cambiar en lo más profundo de nuestro interior.

La gestación es un periodo mágico y delicado, muchos sentimientos se entrecruzan en algo tan íntimo como el deseo de ser madre y la concreción del mismo.

La edad gestacional es el término común usado durante el embarazo para describir qué tan avanzado está éste. Se mide en semanas, desde el primer día del último ciclo menstrual de la mujer hasta la fecha actual. Un embarazo normal puede ir desde 38 a 42 semanas.

Cuando se lee embarazo saltan a la mente múltiples palabras nuevas: síntomas, trimestre, infertilidad, alimentación, salud, suelo pélvico, exámenes periódicos, piernas cansadas, calambres, nombres de bebés y mucho más.

Si bien socialmente ni se nombra ni se reconoce tal circunstancia porque se vive en mutismo y es tabú social: las parejas que sufren la pérdida del embarazo, en cualquier momento del mismo, pasan por una etapa de duelo. El ser padres no se mide ni en numero de células ni en tamaño, quienes pierden un embarazo no sienten que han perdido células, un embrión, un feto o un bebé, sienten que han perdido al que iba a ser su hilo o hija.Estas personas también necesitan ser acompañadas, escuchadas, comprendidas, ayudadas…y no negarles su duelo.

Por todo esto, Mamá es la Leche ha creado esta sección, para dar cabida a todas tus dudas, tus preguntas, a través de una curada selección de artículos blogs, webs, entrevistas, videos, etc...que seguimos desde hace tiempo, que tratan y elaboran los temas con rigor y seriedad, esta sección os encantará a todos los futuros papás y mamás la leche.

 

 

NACER


Para cambiar el mundo, 

Primero debemos cambiar la forma de nacer”

M. Odent.

Partiendo de esta frase que define claramente los principios de mamá es la leche y de una parte cada vez más grande de esta sociedad, porque ya sabéis que cada vez somos más y esto no hay quien lo pare.

La mujer de forma natural produce todo un cóctel de hormonas del amor y sin embargo actualmente en los hospitales del planeta son tomadas como inútiles. Hoy encontramos buenas razones para redescubrir la necesidad de la mujer en el parto. Tenemos entre todos que recuperar la conciencia redescubrir porque tantos años de culturización y tecnificación del parto nos han hecho perder nuestra historia más animal.

Como mamíferos que somos necesitamos pocas cosas para parir en paz: intimidad seguridad y tranquilidad ambiental.

 

RECOMENDACIONES DE LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (OMS)

 

El nacimiento no es una enfermedad, con aplicar las 16 recomendaciones  de la OMS, debería ser suficiente para que las cosas cambiase. Podemos extraer del Resumen del Documento “Tecnologías de Parto Apropiadas”, publicado por la OMS en abril de 1985

Sin embargo, después de miles de años de socialización del nacimiento, el condicionamiento cultural dominante es que una mujer no tiene el poder de dar a luz por sí misma, y hay necesidad de interferencias externas. El resultado es que la mayoría de las mujeres necesitan asistencia farmacológica y otras intervenciones, la institución médica hace el trabajo de “extraer” a los bebés. Esto “desempodera” a la mujer y está en contradicción con lo que entendemos desde la perspectiva fisiológica, donde la clave es la protección de un proceso involuntario.

Si el nacimiento comienza con intervención, tantos otros aspectos están condicionados, como la Lactancia materna a demanda, si se separa a la madre y al bebé y no hay “Piel con piel” estamos obstaculizando un instinto primario y estamos interviniendo el lo único que necesita un bebé al nacer su madre.

Antes de determinar que una madre no puede lactar, tenemos que saber qué es lo que aconteció. Cómo fue su parto, paso mucho tiempo sin poner al bebe al pecho, tiene  un entorno desfavorecedor, las personas cercanas e importantes en su vida han desestimado su capacidades maternales….y podemos seguir, pero lo haremos mediante artículos, entrevistas a persona que mucho más saben de esto que nosotras, de recomendaciones, de blogs, de páginas Web y mucho más, esperemos que esta sección te guste y te parezca interesante, pues para Mamá es la leche es una sección muy especial.

 

 

LACTANCIA


Sí la maternidad fue un descubrimiento la lactancia nos cautivó. Nada más bello, más sublime, más íntimo, nada más fuerte que ese abrazo de leche y ese cuerpo cálido bien cerquita.

La lactancia para Mamá es la Leche es un punto de partida sin final, una razón para maternar feliz, una lucha diaria para gritarle al mundo: “mujeres nos os perdáis esta experiencia ni dejéis que vuestros hijos se la pierdan”.

Tenemos argumentos para decir que es lo mejor, lo más sano, lo más importante, lo más y lo más…

Sabemos que no siempre es fácil, incluso lo hemos probado en nuestra piel, por eso es aún mejor y nos hace más valientes como mujeres, madres y compañeras y hace más fuertes a nuestros hijos.

Estamos aquí para poner nuestro granito de arena en recuperar una necesaria Cultura de la Lactancia tan deteriorada y perdida; y para que todos los que la practiquemos nos sentamos orgullosos de estar en irreversiblemente amamantando al mundo. En este proyecto hay leche, hay tetas, hay mamás y papás hay niños de leche y estas tú si estás leyendo estas palabras.

En esta sección te vamos a ofrecerte información, artículos, blogs y Webs que seguimos desde hace tiempo que son referencia en la crianza respetuosa y que nos alimentan para crecer, libros, cine …. Es nuestra sección para recomendar y reivindicar por que estamos aquí.

 

 

CRECER


Crecer es una experimentación constante de la vida, ya sea a través del juego, del afecto, de las conversaciones, con papá y mamá y con los iguales, hermanos u otros niños.

Para mamá es la leche crecer está totalmente vinculado al mundo de las emociones, del sentir, y siempre está unido a una mirada hacia adentro de los progenitores o tutores  u otras personas que van a formar parte de la vida de ese ser que crece.

Más importante que el desarrollo de la inteligencia intelectual, es el desarrollo de la inteligencia emocional, aquella que nos permite gestionar nuestras emociones facilitándonos unas mejores relaciones sociales y una mejor relación con nosotros mismos.

Tener un buen desarrollo emocional significa más bien: reconocer lo que siento, darle una palabra; comprender por qué siento lo que siento, es decir de qué me informa esta emoción; qué me impulsa a hacer y de qué manera lo hago para que sea enriquecedor.

Así que para educar emocionalmente a nuestros hijos, hemos ante todo que hacer un ejercicio de conciencia, para ser capaces de observar de qué maneras les tratamos.

Se aprende desde la imitación y la práctica, no desde lecciones teóricas. Somos sus principales modelos, no nos queda otra que practicar aquello que luego queremos ver en ellos. Esta es la manera como nuestros hijos se convierten en nuestros maestros y nosotros podemos evitar tanto mal entendido con ellos, rabietas y momentos difíciles de gestionar, pasando por dedicar más tiempo a observar y pasar el máximo tiempo posible con ellos.

El juego está motivado por el placer y la diversión. Es una parte instintiva del proceso de maduración del niño, por ellos la mejor forma de crecer es a través del juego, las emociones y la compañía. Tres pilares básicos el desarrollo del niño.

Jugar para gozar de una infancia plena y una vida sana y una madurez sólida.

En esta sección  os detallaremos nuestras preocupaciones como madres, la educación, fuera y dentro del hogar, las diferentes formas de afrontar la educación, el juego y las emociones a través de recomendaciones de Webs, libros, cuentos, blogs, artículos etc.…

 

Mamá es la leche

Mamá es la leche apoya la crianza natural, el crecimiento con apego y la lactancia materna. Todos nuestros productos son respetuosos con la salud y el medioambiente. Concebido para el disfrute de bebés porteados y niños acompañados, para embarazadas, para padres en espera y familias que lactan.

Cuéntanos...

+34 677 398 430
hola@mamaeslaleche.com

Twitter

    Facebook